domingo, 23 de marzo de 2014

PAN PERDIDO - Cocina francesa


Ya os he contado en otras ocasiones que me encanta ver Canal Cocina, ahora tiene un programa, una francesa que reside en el sur de España, me suele gustar lo
 que cocina y hace unos días preparó este Pan Perdido, como lo llamaba ella, 
decía, que lo llamaban así porque era un pan que  había quedado del día
 anterior y para gastarlo preparaban este postre.
Es una receta que no tiene ninguna complicación y la verdad que esta muy rica,
 no tiene nada que ver con nuestras torrijas, espero que os guste.


Ingredientes 4 rodajas

rodajas de pan (yo del Mercadona para torrijas)
125 de nata
2 huevos
30 grs de mantequilla
4 cucharadas de azúcar

Modo de hacerlo

Quitar las cortezas de las rodajas, batir los huevos,  poner la nata en un plato hondo y el azúcar en un bol mediano.
Poner la mantequilla en una sartén y mientras se deshace pasar las rodajas primero por el huevo batido para que se queden bien empapadas y después por la nata, poner por encima del lado que va sobre la mantequilla, azúcar para que se vaya caramelizando, cuando tengamos que darle la vuelta, poner azúcar por el lado que falta y dejar que se hagan por ese lado también, es mejor no poner el fuego fuerte porque el azúcar se quemaría y debe quedar dorado, no quemado.
Las podemos servir solas o acompañadas de manzanas asadas, mermelada.....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Congelación


Estamos entrando en el tiempo de los platos de cuchara y me refiero a las legumbres, las hemos comido en verano, pero en ensaladas, ahora serán más consistentes y no está de más que tengamos congelados y previamente remojados, unos garbanzos, que en cualquier momento podemos usar, pues es la única legumbre que se tiene que poner con el agua hirviendo, por lo que si se nos ha olvidado el remojo lo tenemos al alcance de la
mano en nuestro congelador.
Con respecto a las alubias, es mejor congelarlas una vez cocidas, solamente con un poco de sal. Descongelar y cocinar al gusto, podemos cocer de una vez más cantidad y guardarlas en porciones para sacar lo que necesitemos, de ésta manera sobre todo para las personas solas no tienen escusas para comerse un plato calentito en invierno con poco trabajo.
Lo mismo podemos hacer con un buen caldo, para tomar un cosomé o ponerles unos fideos para la cena. Si usamos las ollas
rápidas, en
muy poco tiempo y poniéndolo en porciones será un aliado para esas noches frias cuando se vuelve del trabajo.